Día Mundial del Hábitat – 2 de Octubre 2017


Comparte
La vivienda en el centro
Las Naciones Unidas designaron el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial del Hábitat para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades y sobre el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También tiene la intención de recordar al mundo que todos tenemos el poder y la responsabilidad de moldear el futuro de nuestras ciudades y nuestros pueblos.
Políticas de vivienda: casas asequibles
Cada año, el Día Mundial del Hábitat adopta un nuevo tema para promover políticas de desarrollo sostenible que garanticen una vivienda adecuada para todos. Estos temas a menudo promueven una de las áreas focales de ONU-Hábitat, tales como:
· Vivienda y servicios sociales inclusivos
· Un entorno de vida seguro y saludable para todos —con especial consideración para los niños, los jóvenes, las mujeres, los ancianos y los discapacitados
· Transporte y energía asequibles y sostenibles
· Promoción, protección y restauración de espacios verdes urbanos
· Agua potable, limpia y segura y saneamiento
· Calidad del aire saludable
· Creación de empleo
· Mejor planificación urbana y mejoramiento de barrios marginales
· Mejor gestión de residuos
El tema de este año gira en torno a cómo lograr que todo el mundo pueda tener acceso a una casa, para lo que se necesita construir viviendas asequibles.
La Vivienda Adecuada
Existe un déficit habitacional cuantitativo, el que se basa en el faltante de viviendas; pero hay un déficit pocas veces contemplados al que llamamos cualitativo y que se relaciona con las viviendas ya construidas que no se encuentran en buen estado en cuanto a su habitabilidad (problemas de estructuras, aberturas, terminaciones, instalaciones deficientes o faltantes, etc.)
En cuanto a la estadística podemos decir que (censo 2010) existen cerca de 3 millones de viviendas deficitarias en el país, de las cuales, 300 mil son “irrecuperables”. Se consigna la necesidad de otras 514 mil unidades por “hacinamiento” (más de tres personas por cuarto).
A Río Negro se lo consigna con un déficit primario de 12.637 viviendas por 2.589 unidades “irrecuperables” y 10.048 por hogares hacinados. Además, el análisis incorpora otros inmuebles familiares para la reparación, identificando a 34.571 recuperables. El total de viviendas en la provincia supera las 204 mil.
Como dijimos, el déficit habitacional tiene dos componentes principales, en primer lugar el déficit cuantitativo (relacionado a la falta de vivienda nueva) y en segundo lugar el déficit cualitativo (se relaciona con la vivienda existente no adecuada). Atendiendo esta ultima variable, es que ejecutamos (a partir de la Producción Social del Hábitat, Ayuda mutua y Esfuerzo Propio) mejoramientos habitacionales que contemplan brindar habitabilidad a la vivienda dotándola de todos los servicios, ampliaciones de los espacios básicos (dormitorio, cocina y/o baño), cambio de techos (en los casos que se requieran), terminaciones y revoques, pintura, etc.
Desde la As. Civil UN TECHO para mi Hermano y coincidiendo con el DIA MUNDIAL del HABITAT, se ha lanzado “Pensar y Hacer La Casa”, un nuevo curso de Capacitación Practica cuyo objetivo es generar preguntas y acciones para mejorar las condiciones de habitabilidad en nuestros hogares. La vivienda como derecho debe contener a sus habitantes en condiciones de confort para todos sus habitantes y en ese sentido los pobladores tienen el derecho de conocer cómo solucionar en la práctica los peligros de vivir en una vivienda que requiere mejoras.
Todas estas acciones pretenden fortalecer un DERECHO fundamental y básico, el DERECHO al Hábitat Adecuado para todos los ciudadanos, desde una mirada inclusiva y de equidad, donde consideramos al hábitat como un bien social, lejano a lo que el mercado quiere imponernos.